BBVA cambia de imagen a nivel mundial

Los orígenes del BBVA los encontramos en 1857, cuando se funda el por entonces llamado Banco de Bilbao. En 1988 este banco se fusionó con el Banco de Vizcaya cambiando su denominación a BBV, y no es hasta 1999 cuando añaden la siguiente sigla a su nombre al fusionarse con Argentaria, convirtiéndose finalmente en BBVA.

Hoy, este banco es una de las mayores entidades financieras del mundo y está presente en más de 30 países, aunque no en todos opera con el mismo nombre, hasta hoy.

Como primera gran decisión de su nuevo presidente, Carlos Torres, BBVA presentaba hoy su nueva identidad corporativa, con un logo renovado, con el que anuncia que prescindirá de las designaciones locales en EEUU (Compass), Argentina (Francés), México (Bancomer), y Perú (Continental). Garanti, la franquicia turca del grupo, cambiará su marca a Garanti BBVA.

El proyecto ha sido desarrollado por la consultora internacional Landor, junto al equipo interno de BBVA.

Antes

Después

Según cuentan en su nota de prensa, “el cambio también pone de relieve el objetivo de BBVA de ofrecer una propuesta de valor única y una experiencia de usuario homogénea, propias de una compañía digital. El Grupo busca que sus productos y servicios sean globales, como resultado de un único proceso de desarrollo, lo que permite una colaboración global, priorización de recursos, mejor ‘time to market’ y adaptaciones en cada mercado”.

Visualmente no se han dado a conocer demasiados detalles del nuevo universo de marca, pero por su video de presentación podemos intuir algunos aspectos como el gran protagonismo que tendrá la flecha ascendente, que se convierte en un elemento central de la marca, adquiriendo aspectos muy diversos para transmitir distintos conceptos.

BBVA realizará un despliegue progresivo de su nueva identidad, que incluirá cambios en sus edificios corporativos, la red de oficinas y resto de materiales corporativos.

Conclusiones

Este rediseño es exactamente lo que me esperaría que hiciera una marca como BBVA. Algo sencillo, tipográfico y cuya expresividad radica en las aplicaciones y animaciones que lo enarbolan. Entiendo que la letra desalineada pueda causar cierto fastidio de entrada, pero sinceramente, creo que es el toque justo de excentricidad que necesita una marca como esta para adquirir cierto carácter sin perder su sobriedad como entidad financiera global. Que es un poco incómodo de entrada, ok, que parece que anuncia ascensores, quizás, pero que nos vamos a olvidar de todo esto en cuanto veamos el logo aplicado un par de veces, también. Desde luego es una marca mucho más contemporánea y digital que su predecesora, y con mucho más potencial de cara a expresarse en todos sus soportes.

Cómo hacer un autorretrato en 5 minutos y otros dos trucos de fotografía

1. Exponer en clave baja y en clave alta

“¿Sabéis cómo exponer para hacer retratos en clave alta o clave baja?  Igual sabéis que me encanta hacer retratos en clave baja, pero muchas veces la elección de retratar en clave alta o clave baja, aunque tengamos una luz parecida, ¡depende del fotógrafo! Con la misma luz en las dos: la primera foto esta en clave baja, la segunda en clave alta.

Para exponer en clave baja expongo para conservar las luces, es decir, que mido la exposición sobre las luces, en concreto las partes más iluminadas de la cara. Eso me conserva todo el detalle en esas zonas de la cara, y todos los tonos más oscuros que eso caen en sombra.

Para exponer en clave alta expongo para conservar las sombras, es decir, que mido la exposición sobre las sombras. Esto aclara las sombras. Son opciones diferentes, ¡ninguna es correcta o incorrecta! ¡Probadlo vosotros y me decís cuál os gusta más!”

En su curso de fotografía para retratar a nuestra familia, dedica una clase completa a este tema, para que aprendamos a jugar con la exposición en función del resultado que queramos obtener.

2. Componer con el color

Si en el primer consejo Carla Monge se centraba en la luz, en este segundo nos haba sobre el color y cómo puede guiar la mirada de quien observa una foto tal y cómo quiere el fotógrafo. Un tema, el de la teoría de los colores, que también se ve en profundidad en su curso.

“¿Alguna vez habías pensado que los colores en una foto nos guían el ojo a través de la imagen, añadiéndole a la composición? Por dónde se os va la mirada en esta foto? Apostaría que a la cara iluminada de mi hija, luego baja por su vestido amarillo, de ahí va saltando de una rosa amarilla a la siguiente, y acaba dando la vuelta por todo el marco de la ventana. ¡La repetición de un color, en este caso el amarillo, nos llama la atención y nos guía la mirada!
¡Fijaros porque este efecto también se utiliza mucho en películas y cuadros de pintura!”

En este sentido, en Hello! Creatividad hemos analizado la película francesa Améliey el cuadro de Goya Los fusilamientos del 3 de mayo, para ver de qué manera sus colores influyen, de manera intencionada por parte del autor, en las emociones que despiertan en el espectador.

3. Cómo hacer un autorretrato en 5 minutos

Finalmente, Carla dedica toda una clase de su curso a una asignatura pendiente para muchos: el autorretrato.

Aquí nos ha dejado solo un aperitivo para que vayamos practicando y desterrando excusas para no aparecer en las fotos:

“¡Un autorretrato en 5 minutos! ¡Os animo a probar este ‘set-up’ para haceros un autorretrato que no puede ser mas sencillo! Se puede hacer hasta con el móvil. Simplemente apoyar la cámara o el móvil en el suelo o al final de la cama, y sentaros o tumbaros donde hayáis fijado el enfoque a jugar con vuestros hijos.

Si tenéis intervalómetro en la cámara o en el móvil (hay apps para eso) aún mas fácil, solo tenéis que seguir jugando mientras dispara la cámara. ¡Probadlo y me contáis!”

Con estas pinceladas tan útiles e interesantes, ¿quién no se queda con ganas de más? Ya sabéis, en su curso online, en el que además resuelve dudas concretas e individuales a través del foro. ¡Allí nos vemos!

Fuente: hellocreatividad